El talento y la creatividad necesita de espacios donde desarrollarse.

Ponemos por delante el descubrimiento, proponemos áreas y contenidos que  anime a descubrir cosas nuevas. ¿El ADN de las fresas? Si, biotecnología puede ser divertida, apasionante. Abrimos un amplio escenario de aprendizaje donde los niños disfrutan acercándose a cosas que experimentan por primera vez. Y les gusta. Tienen delante un/a profesional brillante en su formación, conocimientos y muy motivado a la hora de trasladar su mejor saber a los niños.Unimos la pasión de ambas partes, solo así pueden suceder cosas extraordinarias.

No hacemos cosas para ellos, las hacemos con ellos. A menudo construimos sus ideas.

¿Arquitectura para niños? Si, idean y construyen. ¿Creatividad, curiosidad? Lo tenemos al inicio de nuestra lista de preferencias. Y la gastronomía, la música, la danza, el arte en todas sus ramas; la tecnología, el lenguaje audiovisual, navegar…

Ponen en práctica valores como la solidaridad, generosidad, altruismo, perseverancia, responsabilidad, la toma de decisiones, espíritu crítico, creatividad, autoestima y bien social.